El vehículo GLP

Una forma inteligente de entender el movimiento


¿Qué es el GLP?

El GLP se fabrica con butano y propano a presión, pasando de estado gaseoso a  líquido, ocupando menor volumen y facilitando así su transporte y su distribución.

El GLP procede en un 30% del proceso de refinado del petróleo y en un 70% de los yacimientos de gas natural o petrolíferos. Se utiliza en la industria y el transporte por sus ventajas económicas y ecológicas respecto a la gasolina y al gasóleo.

¿Cómo funciona?

Los vehículos GLP no son híbridos, sino vehículos de bicarburación. Éstos disponen de dos sistemas de inyección específicos, de dos depósitos de carburante separados (GLP y gasolina) y pueden circular indistintamente con los dos.

El depósito GLP suele instalarse en el hueco de la rueda de repuesto ocupando dicho espacio, y manteniendo el volumen del maletero.

El vehículo arranca automáticamente en modo gasolina, pero el conductor puede pasar de gasolina a modo GLP en cualquier momento de la conducción, a una temperatura determinada del motor, gracias al control de selección.

Una vez que se agota el depósito GLP, el sistema regresa automáticamente al modo gasolina y se lo indica al conductor.

Un vehículo GLP es un vehículo bicarburante que dispone de 2 sistemas de inyección específicos, de un depósito de gasolina y de un depósito GLP.